educadiversa.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Oficialmente cuerdos

E-mail Imprimir PDF

transexualidadenfermedadEn estos días se ha filtrado que la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) dará un paso adelante en la despatologización de la transexualidad y en su próximo manual (el DSM-V, previsto para mayo) cambiará el término “trastorno de la identidad sexual” por el de “disforia de género”. Esto no es ni mucho menos aún lo deseable, pero al menos, si es más de lo que teníamos hasta ahora. En la actualidad, una persona transexual tendría un trastorno psiquiátrico por el mero hecho de ser transexual.

 Lo mismo ocurría hace (¡tan sólo!) veinte años con la homosexualidad hasta que en 1992 esta misma asociación decidió quitarla de sus manuales. Por eso los homosexuales sabemos lo que conlleva el hecho de que lo que tú eres sea considerado una patología. Lo que ello estigmatiza y legitimiza la discriminación.

 

Tras la salida de la homosexualidad del DMS, algunos psiquiatras reacios a quitar toda connotación patológica, pasaron a utilizar el término “homosexualidad egodistónica” para etiquetar a aquellas personas que acudían a consulta porque el tener una orientación homosexual les hacía sufrir. El mismo paso intermedio quieren hacer ahora con la transexualidad y el término “disforia de género”. De alguna manera desean reflejar a aquellas personas que, por tener una incongruencia entre su sexo biológico y su sexo psicológico y social, sufren y quieren pasar por el proceso de reasignación de sexo. Y me pregunto yo, ¿Qué persona no sufriría si por el hecho de ser transexual te pueden apedrear por la calle, sufrir el acoso de la policía, tener muchas dificultades para encontrar un trabajo normalizado, o que en tu país exista la pena de muerte para castigar lo que eres o que, por el hecho de no tener papeles ni recursos, se te niegue el tratamiento que necesitas?

El objetivo es que desaparezca cualquier alusión a la transexualidad de estos manuales de psiquiatría, sin que ello conlleve la pérdida de la cobertura sanitaria que se necesita. Que no tenga que venir ninguna persona externa a ti, en este caso un psiquiatra, para decirte a que sexo perteneces, como ocurre ahora. Que en las Unidades de disforia de género no den cursos de maquillaje a las personas transexuales como si eso fuera parte imprescindible del ser “mujer de verdad” o que los transexuales masculinos no tengan la necesidad imperiosa de hacerse una faloplastia con los peligros que ello supone (entre ellos, incontinencia urinaria) para sentirse un “hombre de verdad”. Que lo que haya que tratar como patología psiquiátrica no sea la transexualidad, sino la transfobia.

 

Servicios

Asesoriapsicologica2

Face_it_by_ildalina_by_clno_2

botn_Psicoeduca

 

COLABORADORES

Banner
Banner

Colabora con los proyectos de Educadiversa

Gracias por tu donativo

Amount: 


Guía para dejar el armario

INICIATIVAS

  • JoomlaWorks Simple Image Rotator
  • JoomlaWorks Simple Image Rotator
  • JoomlaWorks Simple Image Rotator

BLOGS