educadiversa.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

10 preocupaciones que han tenido tus padres al saber que eras homosexual

E-mail Imprimir PDF

imagenautoayuda07De la guía de AMPGYM (Asociación de Padres y Madres de Gays y lesbianas) hemos extraído diez de las preguntas más frecuentes que se hacen los progenitores de un homosexual y las diez respuestas que ofrecen:

 

1. Tiene más probabilidades de contraer el SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual.

-Las personas LGTB tienen la misma probabilidad que las personas heterosexuales de contraer cualquier enfermedad sexual y el SIDA. EXISTEN PRÁCTICAS DE RIESGO, PERO NO GRUPOS DE RIESGO. Hay que enseñar, a todos nuestros hijos e hijas, a cuidar su salud, sea cual sea su orientación afectivo-sexual o su identidad de género.

2. Podría contagiar la homosexualidad/transexualidad a los otros hijos. Sufre un problema psicológico. Necesita una terapia que le ayude a cambiar.
-La Organización Mundial de la Salud (OMS), en el año 1993, excluyó a la homosexualidad de su listado de enfermedades.
Desde el año 1973, la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) ya no la considera un trastorno mental; por lo tanto, no hace falta intentar “curarla”, ni “prevenirla”, ni “protegerse” de ella.

3. “Va a llevar una vida de promiscuidad y ligereza”.
-La promiscuidad guarda más relación con el tipo de personalidad y la educación recibida que con la orientación afectivo-sexual. Las personas LGTB tienen la misma capacidad de tener pareja estable que las que no lo son; tenerla o no, dependerá de los valores afectivos personales, así como del entorno social. Nadie tiene derecho a culpabilizar, estigmatizar, menospreciar ni reprochar a nadie que viva su propia y connatural orientación afectivo-sexual o su identidad de género.

4.No podrá formar una familia.
-Actualmente, existe la ley que permite el matrimonio entre dos personas del mismo sexo y les da derecho a la adopción. Antes, sin embargo, las personas LGTB ya formaban familias, aunque no estuvieran amparadas por ninguna ley. Y también adoptaban y tenían hijos.

5. Deberá esconder que es gay, lesbiana o transexual.
-Como padres y madres debemos trabajar para que la sociedad se acerque a la realidad que viven las personas LGTB. Creemos que este conocimiento contribuirá a erradicar los comportamientos de intolerancia. El problema es de la sociedad, no de nuestros hijos o hijas.

6. Tendrá que buscarse un trabajo donde no sea discriminado/a.
-La transexualidad y la orientación afectivo-sexual no determinan unas capacidades especiales para trabajos determinados. Existen leyes que penalizan la discriminación de las personas LGTB en cualquier tipo de trabajo.

7. Será afeminado y quizá se vestirá de mujer.
-Los roles de género rígidos y estereotipados están desapareciendo de nuestra sociedad y dan paso a roles más flexibles. Por ejemplo, se asume perfectamente que la mujer trabaje fuera de casa y que los hombres heterosexuales se depilen. Precisamente, los roles femeninos y masculinos se intentan perpetuar para ordenar y controlar a la sociedad. Todo lo que se distancia de estos parámetros se considera desviado.

8. La madre le ha consentido demasiado. Al padre le ha faltado autoridad.
La culpa es mía por quererlo/a tanto.
-Después de conocer la homosexualidad o la transexualidad de un hijo o de una hija, es habitual pasar por una etapa de culpabilización. Las culpas se atribuyen a los demás o a uno mismo. Las investigaciones llevadas a cabo niegan que los aspectos citados sean la causa.
NADIE ESCOGE ser heterosexual, homosexual, bisexual ni tampoco transexual, sinó que nos viene dado. Todas estas variantes de la sexualidad son naturales y, por lo tanto, no hay ninguna que se pueda cambiar, ni provocar, ni evitar. Debemos tener en cuenta que, muchas veces, nuestra primera reacción también depende de la frustración que sentimos por no haber sabido detectar la realidad del hijo o de la hija y no haberle dado el apoyo que necesitaba.

9. Tengo miedo; no sé nada de la homosexualidad ni de la transexualidad.
Le diré que, de este tema, en casa no se hablará;fuera de casa que haga lo que quiera.
-Nuestro hijo o hija también se ha sentido solo/a antes de decírnoslo.Tampoco ha escogido tener unos padres como nosotros.

10. Tendré que explicarlo a mi familia y no sé cómo.
No se lo podré contar a nadie.
-No estamos solos, tenemos AMPGYL.

 

Servicios

Asesoriapsicologica2

Face_it_by_ildalina_by_clno_2

botn_Psicoeduca

 

COLABORADORES

Banner
Banner

Colabora con los proyectos de Educadiversa

Gracias por tu donativo

Amount: 


Guía para dejar el armario

INICIATIVAS

  • JoomlaWorks Simple Image Rotator
  • JoomlaWorks Simple Image Rotator
  • JoomlaWorks Simple Image Rotator

BLOGS